Tel.(999)196 04 80 Urgencias.999 900 8550 sugeyredk@hotmail.com

Crioterapia y Electrocirugia

Electrocirugia

El Virus del papiloma, abarca alrededor de 100 tipos de virus que infectan las células epiteliales, incluyendo piel, mucosa respiratoria y genitales.  No destruyen las células que infectan, sino que activan su proliferación produciendo verrugas o cambios precursores de cáncer en la superficie del epitelio. El tipo de virus que infecta la piel es diferente del que afecta las mucosas o los genitales.

Son más de 30 los tipos de VPH que infectan el tracto genital, los cuales se clasifican, de acuerdo con su tipo, en VPH de riesgo bajo y de riesgo alto, según la facilidad que tengan para causar cambios malignos en las células que infectan.

La prueba de Papanicolaou, así como la colposcopía ayudan al diagnostico temprano de la mayoría de las lesiones precursoras de cáncer cérvico uterino.  La electrocirugía es uno de los tratamientos ideales para las mujeres con diagnóstico confirmado de VPH y lesiones superficiales, que nunca han tenido hijos.  Es un procedimiento sencillo realizado con anestesia local, el cual consiste en eliminar a base de calor las lesiones en el cuello uterino.

 

Crioterapia

 

La crioterapia cervical (también llamada “criocirugía” o “crioablación”) es un procedimiento que elimina las células anormales del cuello uterino. Generalmente se realiza en la consulta del médico y sólo toma unos minutos. Durante la crioterapia se congela y se destruye el tejido que que contiene las células anormales. El tejido que crece después suele ser normal. En la mayoría de los casos, todas las células anormales se eliminan en un sólo tratamiento.

Motivos para este procedimiento

La crioterapia cervical puede realizarse si una prueba de Papanicolau y una colposcopía muestran células anormales en el cuello del útero. Estos son algunos de los problemas tratados en la crioterapia:

  • La displasia se produce cuando ciertas células en el cuerpo comienzan a cambiar y a reproducirse de forma anormal. Esto puede ser causado por un virus transmitido sexualmente llamado VPH (virus del papiloma humano).
  • El VPH también puede causar verrugas (condiloma) en el cuello del útero.
  • La cervicitis crónica es una inflamación recurrente del cuello uterino.

¿ Cuáles son los riesgos ?

Los riesgos de la crioterapia cervical son muy bajos. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Formación de tejido cicatricial en el cuello uterino
  • Necesidad de tratamiento ulterior

Preparación para la crioterapia cervical

La crioterapia cervical suele hacerse en la consulta del médico y se programa para una fecha que no coincida con su periodo menstrual. Es posible que le pidan firme un formulario de consentimiento y que le den ciertas instrucciones especiales, entre ellas las siguientes:

  • Evitar las relaciones sexuales, los tampones, duchas vaginales, pomadas y otros medicamentos vaginales durante algunos días antes del procedimiento.
  • Tomar medicamentos (sin receta) contra el dolor una hora antes de la cita
  • Orinar antes del procedimiento.

Durante la crioterapia

Le pedirán que se acueste con las rodillas dobladas, igual que para una prueba de Papanicolau
Se introduce un instrumento llamado espéculo en la vagina para mantenerla abierta.
Es posible que le administren anestesia local en el cuello uterino.
Se introduce y mantiene una sonda delgada en el cuello del útero. Esto crea una bola de hielo que
congela y destruye el tejido. Este procedimiento puede repetirse varias veces.
Es probable que tenga cólicos mientras el hielo está en contacto con el cuello del útero. Avise a su
proveedor de atención médica si estos cólicos son demasiado molestos.
Es posible que se sienta un poco mareada y aturdida, pero esta sensación desaparecerá una vez
terminado el procedimiento. Podrá descansar en la misma camilla donde le hicieron el procdimiento
hasta que se sienta mejor.


Después del procedimiento

Tendrá un drenaje aguado después del tratamiento. También es posible que tenga un sangrado ligero.
Más tarde tendrá un drenaje más espeso y amarillento a medida que el cuerpo expulsa el tejido destruído. Esto
puede durar hasta 6 semanas.
Utilice toallas sanitarias, no tampones, inmediatamente después del procedimiento. Pregunte a su proveedor
de atención médica cuándo puede volver a usar tampones.
El tejido cervical puede sangrar con facilidad mientras se cura. Como medida de protección, es posible que le
pidan que evite las relaciones sexuales, las duchas vaginales y el ejercicio durante un cierto tiempo.

Llame a su proveedor de atención medica si tiene :

  • Fiebre que sobrepase los 101 ºF

  • Cólicos abdominales o dolor pélvico durante más de 24 horas

  • Drenaje vaginal maloliente

  • Sangrado vaginal abundante

Visita de Control

Probablemente podrá regresar a su ritina normal inmediatamente después de la crioterapia cervical. Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica mientras su cuello uterino está cicatrizando. Es probable que tenga una visita de control de 4 a 6 semanas después del tratamiento para asegurarse de que el tratamiento ha tenido éxito.