Tel.(999)196 04 80 Urgencias.999 900 8550 sugeyredk@hotmail.com

Control prenatal

¿Sabía Usted?

Se ha demostrado que el Control Prenatal se justifica totalmente, ya que su costo es menor que sus beneficios; es mucho mas económico la prevención que el tratamiento de complicaciones que puedan surgir; esto, desde el punto de vista económico, psicológico, personal y familiar.

¿Entonces qué es el Control Prenatal?

Es la vigilancia periódica de la mujer embarazada y su bebe, antes del nacimiento, teniendo como objetivo orientar acerca de los cambios propios del embarazo, detectar enfermedades y alteraciones del embarazo de forma oportuna e indicar los tratamientos que sean necesarios en su momento.

¿Qué comprende la Revisión Médica durante el Control Prenatal?

Se realiza una revisión general enfocada a evaluar el bienestar de la madre y del bebe y el funcionamiento del conjunto madre-bebe.

Se inicia en la primer consulta mediante la elaboración cuidadosa de una historia clínica que incluya interrogatorio y exploración general, con particular interés en antecedentes heredo familiares, adicciones, ginecoobstetricos, personales, patológicos y en la exploración de glándulas mamarias, abdomen y genitales.

Además durante el embarazo es necesario hacer estudios de laboratorio pertinentes y específicos para detectar enfermedades que puedan afectar el adecuado desarrollo del embarazo, así como también ultrasonidos para evaluar de manera mas profunda el desarrollo del bebe.

Algunos de los parámetros mas importantes sobre el control son: aumento de peso, presión arterial, crecimiento uterino, frecuencia cardiaca fetal, movimientos fetales, acomodo del bebe en el vientre materno, etc.

Instrucciones Específicas

La educación de la embarazada es uno de los principales objetivos del control prenatal; por lo que es obligación del médico proporcionar información sobre: ALIMENTACIÓN, ACTIVIDAD FISICA, REPOSO, FUNCIÓN DIGESTIVA, HABITOS HIGIENICOS, VESTUARIO, VIAJES, ACTIVIDAD SEXUAL, TABACO, ALCOHOL, FARMACOS, DROGAS, ENTR OTROS. Así mismo, se debe de hacer del conocimiento a la embarazada de síntomas de alarma: dolor cólico recurrente en vientre gestante, flujo o hemorragia genital, movimientos fetales diferentes, dolor de cabeza intenso, edemas o hinchazón de extremidades, mareos, zumbidos, palpitaciones, problemas de circulación periférica, etc.; que ameritan acudir a atención médica.

Frecuencia de las Consultas

Cuando la mujer goza de buena salud y la evolución del embarazo es normal, es recomendable la frecuencia de las citas en base a la edad del embarazo. Las normas mexicanas indican un mínimo de 5 consultas.

Por lo general se establece una consulta cada 4 semanas hasta la semana 32 de gestación, de las semana 33 a la 36 cada 2 semanas y de las 37 en adelante una cada semana.

Si el embarazo cursa con alguna complicación, el ajuste de las citas se hará de acuerdo a las necesidades de cada caso en particular.

El examen físico debe ser completo en cada consulta, con principal interés en el peso, presión arterial, pulso, exploración abdominal incluyendo altura del útero en centímetros, presencia y ausencia de contracciones uterinas, latidos cardiacos del bebe, su posición y acomodo dentro del vientre materno.

¿Y los medicamentos?

En el embarazo de curso normal, no se requiere de la administración de productos farmacológicos, siempre y cuando la embarazada atienda las indicaciones higiénico-dietéticas que le sean señaladas en cada consulta.

En caso de que se requiera la administración de medicamentos se toma en cuenta el riesgo-beneficio